La nanotecnología en el hogar: LG NanoCell

En 1920, el británico John Logie Baird empezó con la simple idea de un sistema de transmisión de vistas semimecánico. A finales de los años 30, la televisión fue innovada con un mecanismo eléctrico y el tamaño de la pantalla fue aumentado. No fue hasta 1940 que, finalmente, la televisión tuvo una mayor resolución, y se le agregó color a las imágenes.


La televisión es uno de los descubrimientos más antiguos. Sin embargo, conforme van pasando los años, ha ido evolucionado de manera exponencial y eficaz con el uso de nuevos sistemas, mejorando resoluciones de imágenes, señales digitales, diferentes diseños de TV y hasta la mejora de la colorimetría que se trasmite. Hoy en día es extraño que alguien no tenga una televisión en sus hogares. A pesar de esto, nunca nos hemos preguntado: ¿Qué innovaciones se han utilizado para llegar a lo que ahora conocemos como televisión? La mayoría de las innovaciones dentro de una televisión son del campo de la astrofísica, la química o hasta la nanotecnología; como la nueva televisión de LG® NanoCell, que tiene como objetivo que los colores se muestren con más exactitud.


Para la resolución e iluminación de imágenes a color en una televisión se basa en el triángulo de los colores rojo, verde y azul (por sus siglas en inglés, RGB). Esta técnica funciona para hacer posible la creación de colores totalmente diferentes a partir de los primarios. Sin embargo, unas de las desventajas de las televisiones comunes es que la iluminación empieza desde atrás hasta el panel principal, provocando la resolución de colores impuros y la contaminación lumínica. Para evitar que suceda este tipo de impurezas, se requiere separar el color innecesario, procesarlo de forma correcta y proyectar colores puros. Para lograr este reto, es necesario utilizar un material con propiedades optoelectrónicas, en donde son pulverizadas las nanopartículas sobre el cristal líquido del panel.


LG® NanoCell logra mostrar colores puros con alta consistencia desde amplios ángulos de visión. Esto es posible gracias a que las NanoCells son nanopartículas de 1 nm, por eso logra haber un mayor control sobre la longitud de onda de la luz y sobre los colores que veremos representados en el televisor. Esto ocurre por los componentes de absorción que tienen las NanoCells, ya que retienen y absorben todos los colores no deseados, dejando pasar las tonalidades más cercanas a los colores puros. LG®NanoCell permite la vista de colores puros a su máxima resolución (8K Real), lo cual es posible porque este televisor ofrece aproximadamente 33 millones de píxeles específicamente ordenados; esto quiere decir que, cuanto mayor sea la densidad de los píxeles, su resolución será mejor.



La nanotecnología abrió un campo más de aplicaciones, en donde tenemos la certeza de que seguirá desarrollándose de un forma favorable para todos nosotros. Así como LG®, otras marcas se verán interesadas con el uso de nanopartículas en sus televisores, convirtiéndolas en un material esencial para las próximas generaciones de televisiones.

132 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo