Sustentabilidad: La nanotecnología y el campo

La importancia del suelo en la agricultura es vital, pues la mayoría de los alimentos consumidos en el planeta se producen directa o indirectamente en él. Tan sólo en México, contamos con la cantidad de comida suficiente para alimentar a toda la población aún cuando se llegue a desperdiciar hasta un 30%. Sin embargo, con el crecimiento poblacional, se prevé que la producción de alimentos debe aumentar en un 200% para el año 2050 (Rojas Martínez & Torres Torres, 2019).

Hay diversos problemas derivados de incrementar la producción de alimentos como lo son: la falta de superficie disponible, los cambios en el uso de tierras agrícolas, el cambio climático que afecta las plantaciones y una disminución en la fertilidad del suelo. Este último punto es el que debe revisarse con más detalle para poder mantener y aumentar los rendimientos de la producción agrícola. Existen diferentes prácticas para mantener o evitar que los suelos pierdan nutrientes, esto con el objetivo de aumentar los rendimientos de las cosechas. Algunas de estas prácticas se concentran en incrementar los sistemas forestales, evitar o controlar las escorrentías, aumentar la cobertura vegetal y no labrar el suelo. Otras elecciones son el uso de fertilizantes orgánicos y/o químicos; sin embargo, éstos deben ser utilizados cuando se conoce la dinámica y las propiedades del suelo. Si no se conocen las necesidades del suelo, utilizar fertilizantes químicos puede proveer una solución inmediata a los problemas, pero empeora la situación a largo plazo. Por lo que se necesitan nuevas tecnologías que permitan la recuperación de los suelos sin la opción de perjudicarlos en un futuro.

Esta opción puede lograrse con el uso de sistemas como Bioagrum® de KOL México, un bio-regenerador que hace uso de la nanotecnología y biotecnología para regenerar suelos y mejorar la disponibilidad de los micro y macronutrientes para que las plantas los absorban. Utilizando Bioagrum®, el rendimiento de la producción puede verse aumentado de un 30% hasta el 100%, dependiendo del cultivo en el que sea utilizado y el estado del suelo. Bioagrum® es un producto patentado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI). También está validado por la Secretaría de Desarrollo Agropecuario de Hidalgo, el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMyT) y MasAgro, programa de modernización sustentable de la agricultura.


En resumen, existen diferentes maneras de evitar o reducir el deterioro del suelo, el uso de la nanotecnología y biotecnología prometen apoyar a obtener una seguridad alimentaria en el futuro. Es por eso que, desde My Nano Academy, fomentamos el uso de este tipo de tecnologías nacionales que contribuyan para la construcción de un futuro sustentable.





61 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo