Sustentabilidad: Tratamiento de agua con nanotecnología

¿Te imaginas que sólo usando la energía del sol y aire se pudiera tratar el agua contaminada? Pues, aparentemente estamos a poco tiempo de que esto sea una realidad de la vida cotidiana.


Investigadores del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN (CINVESTAV), liderados por la Dra. Refugio Rodríguez Vázquez, se han dado a la tarea de limpiar los canales de Xochimilco en la Ciudad de México, mediante el uso de micro y nanoburbujas. Las nanoburbujas, permiten que se genere beneficios para las especies acuáticas, terrestres y los lugareños. Además de favorecer la actividad turística ya que, el tener un canal limpio, permite que cada vez más gente quiera visitarlo.


Pero, ¿qué son las nanoburbujas? Éstas son bolsas de aire con forma esférica y diámetros entre los 10 y 100 nm, las cuales mejoran la oxigenación, generan especies reactivas de oxígeno y reducen las condiciones anaerobias; que a su vez, disminuyen la emisión de gases de efecto invernadero como metano, dióxido de carbono o ácido sulfhídrico. En consecuencia, se disminuye la concentración de compuestos orgánicos como los plaguicidas utilizados en la zona, y microorganismos patógenos.

Esta tecnología forma parte de un tren de tratamiento de agua y se utiliza como un primer paso, esto para reducir el tiempo de tratamiento, aumento en la transferencia de oxígeno y mayor eficacia en la captura de sólidos. El segundo paso es un proceso de fotocatálisis, que utiliza nanopartículas de dióxido de titanio y luz ultravioleta para degradar compuestos orgánicos difíciles de remover con tratamientos convencionales.


Utilizar el sistema de nanoburbujas es un método que cuenta con un equipo de fácil manejo: bomba de agua y sistemas de tuberías, que son impulsados por la energía generada por paneles fotovoltaicos, lo que lo hace una tecnología sustentable y amigable con los usuarios. Los sistemas están anclados a las trajineras, que son embarcaciones características de la zona utilizadas como atracción turística, y para el transporte de mercancía. Los equipos son supervisados por los remeros de cada embarcación. El objetivo es que cada trajinera cuente con su propio sistema y se generen las nanoburbujas a lo largo de todos los canales de Xochimilco.


Actualmente, ya se tienen decenas de prototipos instalados en distintas embarcaciones, y ya se han generado los primeros resultados positivos con el uso de esta tecnología. Esto permite dar un paso hacia tecnologías sustentables que puedan descontaminar el agua, comenzando con el sistema de canales en Xochimilco y algún día, todos los cuerpos de agua mexicanos que puedan incorporar esta tecnología.


Desde My Nano Academy, creemos que el uso de nanotecnología puede ser la solución a los grandes problemas hídricos que se enfrenta Latinoamérica, y podría agravarse en los próximos años.


78 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo