Talento mexicano en el extranjero

El talento en Latinoamérica es inagotable y es aún más visible cuando éste destaca en el extranjero. En el caso de México, sólo el 0.1% de la población cuenta con estudios de doctorado y sólo el ~1% de ellos, estudió en el extranjero (OECD, 2019). Por lo que ser estudiante doctoral en el extranjero representa una valiosa oportunidad de formación de capital humano necesario para que el país progrese. Sandra Patricia González López, estudiante de doctorado en King Abdullah University of Science and Technology (KAUST) situada en Arabia Saudita y egresada con honores de la licenciatura en Nanotecnología e Ingeniería Molecular de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), nos contó un poco de su experiencia.


-¿Por qué decidiste hacer un doctorado y cuál es tu investigación?


Durante toda mi licenciatura, el curso natural a seguir era hacer investigación, nunca puse en duda el hacer una maestría y un doctorado (en retrospectiva, tal vez no entendía del todo qué otras opciones tenía o lo que implicaban). Cuando llegué a KAUST, no dudé en quedarme. La calidad de laboratorios y la investigación que se llevaba a cabo en ellos era incomparable. Todavía no termino mi programa de doctorado, pero creo que pocas experiencias en la vida me hubieran permitido crecer tanto como persona y académicamente. Me apasiona leer y aprender más acerca de mi tema de investigación, e incluso sobre temas que parecen no estar íntimamente relacionados. Disfruto el discutir, enseñar y aprender de otros.


La investigación del grupo donde trabajo (Ultrafast Dynamics Group) se centra en entender los fenómenos foto-físicos fundamentales que ocurren en materiales semiconductores orgánicos e híbridos (como perovskitas halogenadas), usando diferentes técnicas espectroscópicas avanzadas. Estudiamos los procesos de transferencia de energía y electrones que ocurren en estos materiales, con el fin de mejorar las eficiencias de conversión de energía en celdas solares y sistemas foto-catalíticos. Mi proyecto principal es el desarrollo y estudio de un proceso de conversión de fotones, transformando dos fotones de menor energía a uno de mayor energía (up-conversion), a través de aniquilación triplete-triplete (TTA).


Fotografía del grupo Ultrafast Dynamics al que pertenece Sandra.


-Comparado con Arabia Saudita, ¿qué crees que necesita México para poder realizar ese tipo de investigaciones?


Comparar Arabia Saudita y México de manera breve caería en lo injusto. Además, KAUST es un instituto especial dadas las circunstancias de su creación, estructura y manejo. A grandes rasgos, Arabia Saudita ha destinado una buena parte de sus ingresos en mejorar la educación e investigación en un plazo de tiempo relativamente corto. Parece actuar con urgencia y tiene objetivos ambiciosos a cumplir para el año 2030.


Personas capaces y con ambiciones de realizar investigación de calidad se encuentran en todas partes del mundo, el problema es la cantidad y calidad de las oportunidades que cada lugar ofrece. Una incorrecta administración de fondos y recursos entorpece el desarrollo científico y tecnológico en cualquier lado.


-¿Cuáles son los pros y contras de realizar un doctorado fuera de México?


Hay ventajas personales y prácticas de estar en el extranjero, he experimentado diferentes sistemas educacionales (Estados Unidos de América, Suecia, Arabia Saudita), diversas actitudes laborales, tipos de laboratorios y equipos. El financiamiento puede ser mejor en muchos lugares fuera de México. Conocer y trabajar con gente de distintas partes del mundo también ha sido una experiencia única. Todos estos años han retado constantemente mis paradigmas. Una ventaja que no parece tan obvia a primera instancia es la seguridad pública; pertenezco a una familia de clase media en México y sé que he sido afortunada en muchos sentidos relacionados con la violencia, aun así, es un alivio el no preocuparme tanto por mi seguridad como lo hago en México.


La mayor desventaja es el shock cultural que se experimenta al cambiar de país. Las barreras culturales y de lenguaje son un recuerdo constante de tu condición como expatriado, e incluso el regresar a México, requiere de ajustes. Es como estar continuamente fuera de lugar. También se requiere de tiempo y esfuerzo para crear una red de personas en las cuales confiar y compartir la experiencia. Muchos llegamos a países desconocidos, sin saber el idioma nativo y sin conocer absolutamente a nadie.

Fotografía de Sandra con el campus de KAUST a sus espaldas.


-¿Cómo crees que la industria mexicana puede ayudar a mejorar las condiciones para crear ciencia en México?


Habría que considerar que, en México, además de los centros de investigación del CONACYT, son las universidades las que más invierten capital humano y económico en la investigación y desarrollo de la ciencia cuyo fondo viene, en gran parte, también del CONACYT. La industria en México no financia a universidades o genera espacios de Investigación y Desarrollo. Puede que existan, pero son pocos o limitados comparados con otros países de crecimientos similares a México. Me atrevo a decir que son pocos o nulos si se considera el tamaño de la economía mexicana y lo que recibe el sector productivo.

Maestra en Ciencias Sandra Patricia González López (Estudiante de doctorado en King Abdullah University of Science and Technology).


289 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo